Normas de Conservación de la Sobrasada de Mallorca

Si la conservamos bien, la saborearemos plenamente.


Tradicionalmente la forma de conservar la sobrasada en la isla de Mallorca ha consistido en colgarla en la despensa de casa. Se trata del lugar más apropiado, ya que es fresco, seco y con buena ventilación, y se encuentra protegido de la luz directa y de los olores de otros alimentos. Dadas estas condiciones, la sobrasada de Mallorca se conserva inmejorablemente durante meses.

Actualmente, gracias al frigorífico y otros avances técnicos, ha cambiado y ampliado el concepto de conservación de los alimentos en las casas, aunque todavía se mantiene el estilo de conservación tradicional. De esta manera, las piezas de sobrasada de tamaño mediano se han convertidoe en las más populares, tanto por la comodidad en el momento de manipularlas como por su fácil conservación fuera del frigorífico


Respecto a las piezas grandes de sobrasada, se recomienda adquirirlas en porciones pequeñas, ya que se conservan magnificamente en la nevera y ocupan muy poco espacio.


De todas maneras, hemos de tener en cuenta que se ha de sacar el embutido del frigorífico un poco antes de su consumo, para que llegue a la mesa a temperatura ambiente y podamos apreciar totalmente la riqueza del gusto y aroma que nos ofrece la sobrasada de Mallorca.